‘Nosedive’ (caída en picado) – Black Mirror

‘Nosedive’ (caída en picado) es una sátira sobre la aceptación y la imagen de nosotros mismos que nos gusta mostrar ante los demás.

Lo protagoniza la fantástica Bryce Dallas Howard, que interpreta a un personaje llamado Lacie, que vive su vida intentando tener contento a todo el mundo.

Lacie está perdida. Se ha perdido en este mundo, en el que piensa que su valor es igual a los puntos que tiene.

Todos son un poco exagerados y falsos porque tienen miedo a tener una puntuación baja, porque las consecuencia son desagradables. Es básicamente el mundo en el que vivimos.

Charlie Brooker
creador y guionista de Black Mirror

Earth, Wind & Fire – September [Video y Letra]

Do you remember the 21st night of September?
Love was changing the minds of pretenders
While chasing the clouds away

Sigue leyendo

Saludos a la industria armamentística

Que buenos y cools somos reposteando lazos negros tras el atentado de turno, mientras que financiamos (en muchos casos, sin saberlo) el horror de las armas. Maldita ignorancia.

Conduciendo por las calles de Homs, Siria

Enlaces

Sed de ti – Pablo Neruda

Sed de ti – Pablo Neruda

Sed de ti me acosa en las noches hambrientas.
Trémula mano roja que hasta su vida se alza.
Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía.
Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas……

Sigue leyendo

Enorgullécete de tu fracaso – Agustín García Calvo

Sonetos teológicos
Agustín García Calvo

I

Enorgullécete de tu fracaso,
que sugiere lo limpio de la empresa:
luz que medra en la noche, más espesa
hace la sombra, y más durable acaso.

No quiso Dios que dieras ese paso,
y ya del solo intento bien le pesa;
que tropezaras y cayeras, ésa
es justicia de Dios: no le hagas caso.

¿Por lo que triunfo y lo que logro, ciego,
me nombras y me amas?: yo me niego,
y en ese espejo no me reconozco.

Yo soy el acto de quebrar la esencia:
yo soy el que no soy. Yo no conozco
más modo de virtud que la impotencia.

y II

Pero no cejes; porque no se sabe
cuándo pierde el amor, dónde la tierra
volteando camina, ni qué encierra
mensaje del que nadie tiene clave.

Pues el Libro Mayor (y eso es lo grave)
del Debe y el Haber nunca se cierra,
y acaso acierte el que con tino yerra;
ni es nada el mundo hasta que el mundo acabe.

Si te dicen que Dios es infinito,
di que entonces no es; y si finito,
que lo demuestre pués y que concluya.

Pero no hay Dios ni hay Ley que a contradanza
no se pueda bailar. Tu muerte es tuya.
Tu no saber es toda tu esperanza.

Agustín García Calvo

Historia de una pareja

Pongamos que un chico llamado Luis se siente atraído por una mujer llamada Elena. Él le propone ir juntos al cine, ella acepta, se lo pasan bien.

Unas pocas noches después el le invita a ir a cenar, y de nuevo están a gusto. Siguen viéndose regularmente, y un tiempo después ninguno de ellos ve a ningún otro.

Entonces, una noche cuando van hacia casa, un pensamiento se le ocurre a Elena y, sin pensarlo realmente, ella dice:

– ¿Te das cuenta de que justo hoy hace seis meses que nos vemos?

Y entonces se hace el silencio en el coche. A Elena le parece un silencio estruendoso. Ella piensa: “Vaya, me pregunto si le habrá molestado que yo haya dicho eso. Quizás se siente restringido por nuestra relación; quizás crea que yo estoy tratando de forzarle a alguna clase de obligación que él no desea, o sobre la que no está muy seguro.”

Y Luis está pensando: “Vaya. Seis meses.”

couple_car

Y Elena piensa: “Pero yo tampoco estoy segura de Sigue leyendo

En la piel de una mujer en Egipto

Experimenta la impactante intimidación a la que se puede ver sometida una chica paseando sola por un concurrido puente en El Cairo

“Vamos a grabar lo que siente una chica en cruzar el puente más transitado de El Cairo”. Se trata del puente Kasr El-Nil, y con estas palabras la directora Colette Ghunim inicia el vídeo que os traemos a continuación. En las imágenes, grabadas en secreto con una càmara oculta, se puede constatar, con una claridad impactante, lo que supone para una mujer andar sola por una ciudad como El Cairo, no importa la hora del día. Las miradas descaradas e incluso intimidatorias hacen patente una situación que, desgraciadamente, es el pan de cada día en muchos países, incluyendo Egipto. Sigue leyendo