Saludos a la industria armamentística

Que buenos y cools somos reposteando lazos negros tras el atentado de turno, mientras que financiamos (en muchos casos, sin saberlo) el horror de las armas. Maldita ignorancia.

Conduciendo por las calles de Homs, Siria

Enlaces