▷ 7 Claves: como SUPERAR el AGOTAMIENTO MENTAL

7 CLAVES COMO SUPERAR EL AGOTAMIENTO MENTAL
7 CLAVES COMO SUPERAR EL AGOTAMIENTO MENTAL

COMO SUPERAR EL AGOTAMIENTO MENTAL

RESUMEN

El agotamiento mental (también llamado fatiga mental) puede ocurrirle a cualquiera que experimente un estrés prolongado. Puede hacer que se sienta abrumado y emocionalmente agotado, y que sus responsabilidades y problemas parezcan imposibles de superar.

como superar la fatiga mental 01
sentirse abrumado y emocionalmente agotado

Los sentimientos de desapego y apatía pueden causar estragos en todos los aspectos de su vida personal y laboral.

Puede sentirse atrapado en su situación y como si el poder de hacer algo al respecto estuviera fuera de sus manos.

Ahora, las BUENAS noticias: se puede superar el agotamiento mental o fatiga mental con algo de ayuda.

Síntomas de agotamiento mental

El agotamiento mental provoca síntomas tanto físicos como emocionales. También puede afectar a tu comportamiento, que los demás pueden notar incluso antes que tu.

Los síntomas del agotamiento mental pueden variar de una persona a otra y a menudo comienzan a manifestarse gradualmente, apareciendo sigilosamente durante períodos de estrés extremo. Si el estrés sigue pesando sobre ti, puedes llegar a un punto en el que te sientas como si estuvieras en un agujero oscuro y no pudieras ver la salida.

agotamiento fatiga mental burnout
balance / burnout

Muchas personas se refieren a esto como “burnout“, aunque no es un término médico reconocido oficialmente.

Incluso si no experimentas todos los signos y síntomas, es importante reconocer que son señales que podrían indicar que estás en el camino del agotamiento mental o del burnout.

Signos emocionales

Los signos emocionales del agotamiento mental pueden incluir

  • depresión
  • ansiedad
  • cinismo o pesimismo
  • apatía (sensación de desinterés)
  • desapego
  • ira
  • sentimientos de desesperanza
  • sensación de temor
  • falta de motivación
  • disminución de la productividad
  • dificultad para concentrarse

Signos físicos

Los signos físicos del agotamiento mental pueden ser

  • dolores de cabeza
  • malestar estomacal
  • dolores corporales
  • fatiga crónica
  • cambios en el apetito
  • insomnio
  • aumento o pérdida de peso
  • aumento de las enfermedades, como los resfriados y la gripe

Signos de comportamiento

El agotamiento mental puede hacer que te comportes de forma poco habitual para ti.

agotamiento fatiga mental signos de comportamiento
agotamiento fatiga mental signos de comportamiento

Los signos de comportamiento pueden incluir

  • bajo rendimiento en el trabajo
  • retraimiento o aislamiento social
  • incapacidad para cumplir los compromisos personales o laborales
  • absentismo laboral o escolar más frecuente

Estrés vs. agotamiento mental

El estrés es algo que todo el mundo experimenta de vez en cuando. Es la respuesta natural de nuestro cuerpo a las situaciones positivas y negativas que son nuevas, emocionantes o aterradoras.

Esta respuesta biológica provoca un aumento de las hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol. Este impulso de hormonas nos ayuda a reaccionar rápidamente ante las amenazas percibidas y las situaciones de alta presión que requieren un pensamiento rápido. Una vez eliminado el factor estresante, el cuerpo debería volver a la normalidad.

Estrés vs. agotamiento mental
Estrés vs. agotamiento mental

El agotamiento mental suele ser el resultado de un estrés prolongado. Cuando te enfrentas continuamente a cosas que activan la respuesta al estrés de tu cuerpo, tus niveles de cortisol se mantienen altos. Con el tiempo, esto comienza a interferir con las funciones normales del cuerpo, como la digestión, el sueño y su sistema inmunológico.

Agotamiento físico frente a agotamiento mental

El agotamiento físico, que es un estado extremo de fatiga implacable que te deja físicamente agotado, es un efecto secundario que puede ser provocado por el agotamiento mental.

Agotamiento físico frente a agotamiento mental
Agotamiento físico frente a agotamiento mental

Una revisión de 2017 de 11 estudios señaló que el agotamiento mental perjudica el rendimiento físico y puede hacer que incluso las tareas simples o el ejercicio se sientan considerablemente más exigentes y físicamente.

Causas del agotamiento mental

Los términos agotamiento mental y burnout se utilizan a menudo para referirse a la sobrecarga de trabajo o en relación con el estrés en el lugar de trabajo, pero el agotamiento mental puede ser causado por un largo período de estrés persistente en cualquier área de la vida.

Aunque los desencadenantes del agotamiento mental no son los mismos para todos, algunos son más comunes que otros.

Las causas más comunes del agotamiento mental son

  • las ocupaciones de alta presión, como los socorristas y los profesores
  • trabajar muchas horas
  • el estrés financiero y la pobreza
  • insatisfacción laboral
  • ser cuidador de un ser querido enfermo o anciano
  • vivir con una enfermedad crónica
  • la muerte de un ser querido
  • tener un bebé
  • falta de equilibrio entre el trabajo y la vida privada
  • falta de apoyo social

Cómo tratar y afrontar el agotamiento mental. 7 CLAVES

Hay cambios en el estilo de vida y técnicas que puedes utilizar en casa para ayudarte a afrontar el estrés y aliviar los síntomas del agotamiento mental.

1.- Eliminar el factor estresante

No siempre es posible eliminar la fuente del estrés, pero es la mejor manera de tratarlo.

Si te sientes abrumado por tus responsabilidades en casa o en el trabajo, considera la posibilidad de pedir ayuda con las tareas o delegar algunas de tus responsabilidades en otras personas.

Recurrir a la ayuda de servicios profesionales es otra forma de aligerar tu carga, como el cuidado de relevo o un trabajador de apoyo personal si eres el cuidador de un ser querido. Cuidar a los niños, limpiar y hacer recados son otras responsabilidades que puedes externalizar.

2.- Tómate un descanso

El tiempo para descansar y recargarte es una parte importante del tratamiento del agotamiento mental. Esto puede significar tomarte unas vacaciones prolongadas, despejar tu agenda durante un par de días o incluso dedicarte un poco de tiempo a ti mismo cada día.

Tómate un descanso
Tómate un descanso

Dar un paseo en la pausa del almuerzo o ir al cine con un amigo una vez a la semana puede hacer maravillas con los niveles de estrés.

3.- Haz ejercicio

No es fácil encontrar la motivación para hacer ejercicio incluso en un buen día, pero el ejercicio tiene muchos beneficios probados para su salud física y mental. No es necesario realizar una actividad compleja o de alta intensidad para obtener sus beneficios. Un ejercicio moderado, como una caminata rápida, es suficiente.

Haz ejercicio
Haz ejercicio

Un estudio transversal realizado en 2010 sobre 533 policías suizos y cuerpos de respuesta a emergencias descubrió que el ejercicio se asociaba a una mejor salud y protegía contra los problemas de salud relacionados con el estrés.

Los participantes en el estudio también se sentían mejor preparados para afrontar el estrés crónico. Según los resultados, el ejercicio moderado era más adecuado para reducir el estrés que el ejercicio vigoroso.

Otros beneficios probados del ejercicio son

  • reducción de los niveles de estrés
  • reducción de la ansiedad
  • mejora del estado de ánimo
  • un sistema inmunitario más fuerte

4.- Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación están reconocidas científicamente para disminuir el estrés y la ansiedad. Un estudio de 2013 en el que participaron 30 estudiantes de medicina en Bangkok demostró que la meditación reduce los niveles de cortisol en la sangre, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades asociadas al estrés.

 Técnicas de relajación
Técnicas de relajación

Algunos ejemplos de otras técnicas de relajación son:

  • el yoga
  • tai chi
  • respiración profunda
  • biorretroalimentación
  • masaje
  • aromaterapia
  • terapia de relajación progresiva

5.- Duerme más

El sueño es necesario para tu bienestar emocional. Intenta dormir las ocho horas recomendadas cada noche.

Duerme más
Duerme más

Una de las mejores formas de garantizar un buen descanso nocturno es evitar pasar demasiado tiempo en la cama a lo largo del día, algo a lo que puede contribuir el agotamiento mental.

Desarrolla una rutina para irte a la cama y cúmplela, por ejemplo, leyendo algo ligero durante unos minutos antes de acostarte a la misma hora todas las noches.

6.- Incorpora un SmartWatch en tu vida

Estudios recientes apuntan que los relojes inteligentes tienen el potencial de apoyar la salud en la vida cotidiana al permitir el autocontrol de la actividad personal, obtener información basada en las medidas de actividad, permitir encuestas in situ para identificar patrones de comportamiento y apoyar la comunicación bidireccional con los proveedores de atención médica y los miembros de la familia.

TicWatch Pro 3 Ultra GPS
TicWatch Pro 3 Ultra GPS

En nuestro caso, hemos optado por el TicWatch Pro 3 Ultra GPS de Mobvoi, un SmartWatch que funciona con WearOS de Google y que acaba de salir al mercado incorporando las últimas tecnologías.

Entre infinidad de funcionalidades, nos ofrece la evaluación de la FATIGA con TicHealth, o seguimiento del sueño con TicSleep, además de TicZen, que te permitirá realizar un seguimiento contínuo del estrés a lo largo del día, y ponerle remedio con TicBreathe, una aplicación de respiración integrada.

TicWatch Pro 3 Ultra GPS TicZen
TicWatch Pro 3 Ultra GPS TicZen

Aprovecha el CUPÓN descuento del 10% del SmartWatch TicWatch Pro 3 Ultra GPS de Mobvoi y ponte manos a la obra.

7.- Tratamiento médico

Es importante buscar ayuda profesional para el agotamiento mental. Un profesional de la salud mental, como un terapeuta, puede proporcionarte las herramientas que necesites para afrontar el estrés y superar este difícil período.

tratamiento médico
tratamiento médico

Habla con un médico sobre tus síntomas. Tu médico puede sugerirte medicamentos para ayudarte a controlar los síntomas mientras trabaja el agotamiento mental con otras técnicas y terapias.

Entre los medicamentos que pueden utilizarse para tratar el agotamiento mental se encuentran los antidepresivos, los ansiolíticos y los somníferos.

PERSPECTIVA

El agotamiento mental es tratable. Hay una variedad de recursos disponibles para ayudar a aliviar sus síntomas y hacer frente al estrés. Habla con un médico especialista en salud mental sobre las formas de controlar el estrés y hacer que vuelvas a sentirte tu mismo.

FUENTES

Este artículo ‘como SUPERAR el AGOTAMIENTO MENTAL’ se basa en estudios revisados por expertos, instituciones de investigación académica y asociaciones médicas. Evitamos el uso de referencias terciarias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *